domingo, 10 de febrero de 2008

WD PASSPORT.

Los Reyes Magos se pasaron este viernes por Symantec (sí, he dicho los Reyes Magos...les costó un poco encontrar la dirección...) para dejarle a Rafa el regalo que había encargado para mi y que, él, se encargó de dejar en nuestro calcetín navideño que lleva casi dos meses colgado de la puerta del armario.

Cual sería mi sorpresa cuando meto la mano en el susodicho calcetín y saco: un disco duro portátil, de 250 GB, negro, precioso del que me había enamorado tiempo atrás!!! Lo dicho...no se puede ser más bueno. Gracias, vida.

1 comentario:

Yo, minoría absoluta dijo...

No es que les costara encontrar la dirección... creo que después de haberles encargado tu regalo a mediados de diciembre tenían miedo de pasar por aquí y que les cantara las cuarenta, y no es para menos :P