sábado, 3 de enero de 2009

ENCERRADOS.

Todo el que haya venido por nuestra casa sabe lo coñ... que es entrar y salir de ella.

Esta casa es como la de Los otros: no puedes abrir una puerta sin cerrar la anterior, de modo que, para salir a la calle, tienes que abrir una primera puerta, entrar a una especie de hall, esperar a que esta se cierre y abrir la del portal que ya da a la calle. Por si el tema fuera poco incómodo ahora podemos añadir uno nuevo: a la puerta del portal, la externa, le rompieron el "muelle" que hace que se cierre de modo que si el anterior no se ha esforzado en cerrarla bien a mano....tachááááán! no puedes salir de casa porque la anterior, evidentemente, no se abre. Yipi!

Esto fue lo que nos pasó hoy a la hora de salir a la calle. Solución: salir por el garaje. Ahora, eso sí, si no vives en la casa te jo...porque ni puedes salir ni puedes entrar de nuevo porque ni tienes acceso a los ascensores-escalera ni al telefonillo.

Como voy a echar de menos este edificio....



5 comentarios:

Carlos dijo...

Seguridades que agobian, y además no cumplen con su objetivo, total !!Un coñazo!!

Carlota dijo...

Lo de vuestra casa siempre fue de coña... no me sorprende, y menos de estos irlandeses, que se meten a hacer cosas que ni ellos mismos conocen...

admicubo dijo...

No vivirás en Parnel... en frente del Tesco Express?

Inés dijo...

Ahí, ahí mismo XD

admicubo dijo...

Juas! Pues una compañera mia de trabajo me cuenta lo mismo de su puerta. No me puedo creer que vaya a ser la misma casa.

Os han roto hace poco el ascensor?