miércoles, 2 de abril de 2008

GIMNASIOS.

Desde que me vine a Dublín he tenido en mente buscarme un gimnasio. En Oviedo y en Gijón hacía spinning y me encantaba. Lo hecho de menos, sobre todo porque vivo en el país de las muffins.

Llevo ya un año de aquí pero entre "no tengo trabajo", "no tengo ninguno cerca de casa", "llego a casa a las mil", etc, etc pues aquí sigo creciendo, creciendo...pero a lo ancho.

Parece que ahora tengo a Chiara medio convencida para ir juntas al gimnasio. Yo me conformo con que se apunte conmigo ahora, lo de ir a las mismas clases no sé si lo veo factible. Básicamente, a ella le gusta el aeróbic y el baile y yo nací con dos pies izquierdos que no se comunican con mis dos brazos derechos. Yo lo que quiero hacer es dar pedales como una loca: divertido a la par que efectivo.

La cosa es que nos hemos puesto a la búsqueda de gimnasio. De momento, vía internet. No creáis que es tan fácil encontrar un gimnasio en el centro de Dublín. Y, buscando, buscando pues hemos dado con esta "joya". No tiene desperdicio, de verdad. ¡Espero que lo superdisfrutéis!



Crunch fitness.

2 comentarios:

marisol dijo...

Fino, fino, si que es... no me imagino saliendo coloretes en ristre y sudando con los pelos de loca tras el duro esfuerzo por semejantes y pulidos suelos.....

Raul P dijo...

Hola, yo me apunte al crunch fitness que hay en Dun Laoghaire y la verdad es que es caro, pero es una pasada de gimnasio, llevo ya un anio alli y estoy muy contento, creo que merece la pena.

Supongo que este, al estar en el centro sera incluso mejor.